“En la Transición Energética, la discusión se centra sobre el futuro y participación del carbón térmico que se utiliza en la generación de energía y el consumo de carbón metalúrgico en la producción de acero. Los cálculos indican que a 2040 el carbón seguirá representando el 25% de las fuentes de generación de energía en el mundo, es decir que se seguirán consumiendo cerca de 7.500 millones de toneladas, especialmente por la influencia de países como China e India”: así lo manifestó Carlos Cante, Presidente de Fenalcarbón en ENERCOL2021.

Para el directivo de Fenalcarbón, el carbón es un energético de bajo costo que garantiza seguridad energética y en esta línea están trabajando muchos países para incorporarlo en sus programas de generación de energía, para no depender tanto del petróleo y destacó que Colombia tiene una de las matrices energéticas del mundo y por ello, la incorporación de las tecnologías limpias en la reducción de emisiones de carbón, son una gran alternativa para el sector energético.

El Presidente de Fenalcarbón explicó que: “Hay un nuevo escenario para el carbón en el mundo, con condiciones de competitividad más complejas, lo cual ha obligado a revisar internamente temas relacionados como contratos, liquidación de regalías y puntos de extracción, entre otros aspectos, lo cual requiere la definición de una política pública sobre el futuro de los recursos de carbón en la matriz energética de Colombia”

“El problema es el carbono, no el carbón”: concluyó Carlos Cante.