«La acción climática de Colombia es una respuesta anticipada al sexto informe del IPCC, que pone en evidencia efectos del cambio climático y consecuencias de no tomar ninguna acción. Con la adopción del Acuerdo de París, el país se comprometió con acciones concretas para reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero (GEI), pues no debemos olvidar que desde 1850, la actividad humana ha sido responsable del 1.1°C del calentamiento global»: así lo explicó Juan Nicolás Galarza, Viceministro de Ordenamiento Ambiental del Territorio del Ministerio de Medio Ambiente en ENERCOL 2021.

En opinión del Viceministro de Ordenamiento Ambiental del Territorio, la actualización de la NDC se ha convertido en un hito histórico para el país, pues se adquirió el compromiso de emitir como máximo 169.44 millones de tCO2 eq en 2030, que es equivalente a una reducción del 51% de GEI y agregó que las transformaciones previstas para diversificar la matriz energética se orientará a impulsar la electricidad como el energético de la carbono-neutralidad la cual deberá multiplicarse por 7.4 veces, respecto de la demanda actual y para los usos que no son electrificables, se requerirán energéticos de cero y muy bajas emisiones.