Fuente: https://noticias.caracoltv.com/

Para los especialistas, no se tiene en cuenta que esos buses tendrán que sortear el sobrecupo, las vías deterioradas y todo tipo de arranques y frenadas.

Luego de acordar la renovación de la flota de Transmilenio, 60% de buses a Diesel con sistema de emisiones Euro V y 40% a gas, el gobierno bogotano aseguró con optimismo que se reduciría el 87% de las emisiones producidas actualmente por el sistema masivo de transporte, alrededor de 7,2 toneladas de emisiones anuales.

No obstante, para los ambientalistas dicha cifra no es exacta puesto que solo tiene en cuenta las cifras ideales y no las producidas en el diario funcionamiento de Transmilenio.

“Para el caso bogotano ese 80% que estiman de reducción no se va a verificar porque una cosa es tener un vehículo de estos en un banco de pruebas en condiciones controladas y otra cosa es tener un vehículo Transmilenio como todo el bogotano vive. Estos sufrirán una sobrecarga en el número de pasajeros y transitará por ejes vehiculares deteriorados” opinó Cristian Díaz, experto ambiental.

Otros analistas ambientales criticaron al Distrito por asegurar que los buses diésel con tecnología Euro V, ya prohibida en Europa, eran tecnologías limpias.

Sin embargo, está claro que los nuevos articulados y biarticulados sí contaminarán menos que los actuales buses de la fase I y II de Transmilenio que ya tenían que estar fuera de funcionamiento hace muchos años.