Gustavo Romero. México

Por: Departamento de Comunicaciones ACIEM

“Un Sistema de Gestión de Integridad es aplicable a cualquier tipo de organización y su correcta implementación permitirá cambios a nivel cultural y de optimización de recursos”, así lo manifestó Gustavo Romero, consultor mexicano durante el XXI Congreso Internacional de Mantenimiento y Gestión de Activos, organizado por ACIEM Cundinamarca.

En opinión del consultor, para comenzar este proceso es preciso ejecutar un diagnóstico previo que permita determinar las brechas existentes y analizar si se quiere tomar una referencia internacional o adaptar un modelo propio; realizar el desarrollo del sistema de gestión y comenzar el proceso de implementación.

“Una vez que nos encontramos en el proceso de implementación, es recomendable que después de un año, se haga una primera revisión por medio de auditoría interna y finalmente externa que permita analizar el proceso de implementación y apropiación del sistema” afirmó Gustavo Romero.