“El problema en las organizaciones de mantenimiento radica en que muchas de ellas aún no tienen su base consolidada, gracias a ello, existen problemas conceptuales, de interpretación e involucramiento de personal. Lo anterior, busca solventarse con ayuda de las auditorías”, así lo manifestó Lourival Tavares, consultor internacional durante el XX Congreso Internacional de Mantenimiento y Gestión de Activos, organizado por ACIEM Cundinamarca.

En opinión del experto, las auditorías de mantenimiento nacen de la exigencia de los clientes por servicios de calidad; de elaborar presupuestos mejor estructurados, que no estén basados en expectativas o suposición y de la posición estratégica asumida por el mantenimiento como gestor de activos en los días actuales.

“Las diferentes metodologías en auditorías de mantenimiento permiten integrar no sólo las funciones de mantenimiento sino también las de recursos humanos, suministros, Ingeniería, y en general, a toda la organización. Su éxito depende principalmente de la participación activa de todas las dependencias y trae grandes beneficios en cuanto a productividad y rentabilidad”, concluyó Lourival Tavares.