Carmenza Chahín. Consultora.
Por: Departamento de Comunicaciones ACIEM

“En Colombia podríamos enfrentar una reducción en la producción de la energía proveniente de fuentes hidroeléctricas cercana al 6% o 7% como consecuencia del cambio climático. En un escenario pesimista, dicha reducción podría alcanzar el 8% o 9%, en relación al parque existente”, así lo expuso Carmenza Chahín, consultora, en la XXXV Conferencia Energética Colombiana, ENERCOL 2018, organizada por la Asociación Colombiana de Ingenieros ACIEM Cundinamarca.

La experta consultora del sector energético destacó que el país siempre ha estado sometido a cambios climáticos extremos (fenómenos de ‘El Niño’ y ‘La Niña’) y esto ha influido permanentemente en la producción de hidroelectricidad. “Pero, sin duda alguna, el cambio climático generará un variación importante en el comportamiento futuro de las hidráulicas que han sido, hasta el momento, la principal fuente de provisión de energía eléctrica en el país”: explicó Carmenza Chahín.

Para Carmenza Chahín, el reto está en el desarrollo de nuevos diseños y tecnologías: “La tendencia a nivel mundial consiste en incorporar en la construcción de nuevas hidroeléctricas la variable de cambio climático, puesto que si se diseñan embalses basados en la historia de precipitaciones y no en lo que está previsto hacia futuro, se podrían cometer grandes errores al no tener  en cuenta estos escenarios de incertidumbre”, concluyó la especialista energética.