“La conexión y la digitalización de la sociedad así como la virtualización del trabajo y el hogar, cambiarán para siempre la manera como nos movemos, aun si encontramos la vacuna del Covid 19”: así lo expresó Claudia López, Alcaldesa Mayor de Bogotá en el marco de la XXVII Conferencia Energética Colombiana ENERCOL 2020.

En opinión de Claudia López, gran parte del trabajo, especialmente el sector servicios se trasladó hacia la virtualidad, lo que ha favorecido aspectos importantes como la movilidad de la ciudad. “Este año, Bogotá está caminando más y quemando menos gasolina. En lo corrido del año, se pasó del 6.6% al 13% del total de viajes en bicicleta de la ciudad y ciertamente las Innovaciones en las ciudades inteligentes no son solo semáforos, por lo que es necesario incentivar sobre vehículos eléctricos”: destacó la mandataria capitalina.

Así mismo, la Alcaldesa de Bogotá, expresó que para acelerar la transformación energética se requiere internalizar los costos del sector de transporte y tener incentivos concretos para seguir extendiendo la cultura de sistemas de transporte eléctrico y amigables con el medio ambiente. “Al finalizar este cuatrienio el 70% de la flota de transporte público masivo de Bogotá será eléctrica”: enfatizó la mandataria. 

Según informó la alcaldesa capitalina, la ciudad está a pocas semanas de entrar en operación con los primeros 424 buses eléctricos, una licitación efectuada en 2019. Y agregó: “Este año compraremos 1.225 buses, es decir tres veces más que el año pasado, adicionalmente el 21 de octubre comienza la reconstrucción del metro de Bogotá, transporte eléctrico limpio ya que cambiar la manera como nos movemos físicamente, tendrá un impacto en el mercado energético de Bogotá y este es un impacto saludable”.

Adicionalmente, la alcaldesa de Bogotá señaló que se avanza en la construcción del Regiotram de Occidente y espera que, al finalizar este cuatrienio, se deje en progreso el Regiotram del Norte, ambos implementando transporte eléctrico limpio regional, lo cual dará la oportunidad a más de dos millones de colombianos que entran y salen de la ciudad, de movilizarse por medio de un transporte público regional limpio.