“La aplicación de planes de gestión de activos bajo estándares internacionales, como la norma ISO 55000, no son una moda sino que se consolidan como cambio cultural que mantendrá una generación de valor sostenido para las empresas”, así lo expresó Rosendo Huerta, consultor Internacional durante el XX Congreso Internacional de Mantenimiento y Gestión de Activos, organizado por ACIEM Cundinamarca.

Para el consultor, para gestionar activos mediante estándares internacionales es necesario entender y adaptar las normas a la cultura organizacional, y así alcanzar los objetivos trazados por las empresas en un plazo razonable.

“La gestión de activos permite establecer un plan basado en las normas que permitan generar acciones concretas y en ellas es donde se aplican las metodologías de mantenimiento y confiabilidad. Pero es necesario comprender que existen mejoras a corto, mediano y largo plazo, por lo que es clave mantener la continuidad presupuestal”, concluyó Rosendo Huerta.