“Hace faltan los mecanismos e instrumentos para materializar una mayor atención a la demanda para que esta en verdad participe en la transformación energética del país, con señales económicas claras. Por ello, es necesario que la demanda reciba señales regulatorias y económicas, con incentivos y esquemas de financiación para que los usuarios incorporen procesos de reconversión tecnológica en sus procesos productivos donde se vean los efectos de la transformación energética”: así lo señaló Sandra Fonseca, Presidenta de Asoenergía en ENERCOL 2021 en el panel: Ajustes necesarios en el sector eléctrico para incorporar las energías renovables y el crecimiento de la demanda eléctrica a 2030.

Así mismo, la directiva gremial indicó que no se puede esperar otro periodo tarifario de cinco años sin haber logrado los cambios necesarios y suficientes para dinamizar el mercado de la demanda y destacó que se requiere mucha más expansión de la generación, no descartar nuevas tecnologías y la posibilidad de tener una mejor confiabilidad con participación internacional y la propia demanda.

“Colombia no debería tomar tanto tiempo en el desarrollo de los proyectos de expansión de infraestructura, dado que hoy existen las mismas restricciones de hace 10 o 15 años. A pesar que ha habido una mayor regulación para tener control de las ofertas de seguridad energética, no se tiene tiempos claros en la expansión y no se están viendo cambios en este campo”: concluyó Sandra Fonseca.