“En el contexto de la ISO 55000 es necesario recordar que, más que aplicar una norma, es necesario implementar una serie de técnicas de mejoramiento continuo, ya que lo que se busca es mejorar la gestión de los activos y su documentación. La norma agrega mucho valor siempre y cuando no se olvide el componente principal que es mejorar la gestión de los activos”, así lo afirmó José Durán, consultor, durante el XX Congreso Internacional de Mantenimiento y Gestión de Activos, organizado por la Asociación Colombiana de Ingenieros ACIEM Cundinamarca.

En opinión del consultor, es necesario que la norma sea vista como una verdadera alternativa para agregar valor: “En Colombia existen compañías que han entendido el concepto de la norma a la perfección, y gracias a ello, empiezan a proyectarse dentro de las mejores del mundo, gracias al proyecto de gestión de activos”, afirmó Durán.

“Podemos tomar conciencia que estas prácticas pueden ser fortalecidas y enriquecidas desde la experiencia de otras empresas y estándares, pero conviene integrar al ADN de las compañías una disciplina organizada de trabajo colaborativo, con visión integrada del ciclo de vida y de largo plazo, la cual permita maximizar el valor de los activos”, concluyó.