Fecha: 13/May/2019

Fuente: https://www.larepublica.co

El Congreso de la República aprobó el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 ‘Pacto por Colombia, pacto por la equidad’. El diálogo y la construcción de los meses anteriores dieron lugar a una propuesta de política educativa robusta y de impacto para el desarrollo integral de niños, niñas y jóvenes del país.

El Plan de Desarrollo se armonizará con el Plan Decenal de Educación 2016-2026, avanzando de manera decidida hacia la garantía del derecho a la educación.

Con un trabajo intersectorial brindaremos atención integral a 2 millones de niños y niñas; de estos 500.000 estarán en transición, aumentando la cobertura al 68%. Iremos progresivamente hacia una educación inicial con enfoque de atención integral, universal, gratuita y de calidad en los tres grados de preescolar, en armonía con la normatividad y la política de Cero a Siempre.

En educación básica y media avanzaremos hacia la atención integral gracias a la articulación de estrategias de bienestar, aprendizajes y mejoramiento de ambientes escolares, la consolidación de entornos escolares protectores y seguros, el desarrollo de competencias socioemocionales, la vinculación de las familias y el fortalecimiento de la relación escuela-territorio.

En materia de alimentación, crearemos la Unidad Administrativa de Alimentación Escolar para fortalecer esquemas de financiación, ampliar cobertura, promover transparencia y asegurar calidad y oportunidad para 7 millones de niños y niñas. Igualmente, reformaremos el Fondo de Infraestructura para mejorar la estructuración y ejecución de proyectos, evitar concentración de proveedores, promover participación de contratistas locales y garantizar transparencia en la ejecución. Construiremos 7.065 aulas funcionales y otras 5.606 se terminarán y entregarán en el cuatrienio que nos corresponde.

Trabajaremos con el Ministerio de Transporte para reglamentar y promover el servicio de transporte escolar en zonas rurales y de frontera.

Con 1,8 millones de estudiantes en Jornada Única en 2022 y el Programa Todos a Aprender, promoveremos una educación de aprendizajes significativos orientada al desarrollo integral. Harán parte de esta apuesta las innovaciones curriculares y una oferta complementaria en competencias socioemocionales y ciudadanas, integrando artes, cultura, deporte, ciencia y tecnología.

En educación media, en conjunto con el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), ofreceremos doble titulación a 650.000 jóvenes.

El Sistema de Evaluación integrará información de pruebas externas, evaluación docente y autoevaluación institucional. En los grados tercero, quinto y noveno, se aplicarán pruebas rediseñadas, accesibles a la población con discapacidad, que valorarán los avances en aprendizajes.

Trabajaremos para lograr que el 20% los planteles oficiales esté en categorías superiores de Saber 11° y reduciremos en 6% la brecha con los privados.

Los docentes y directivos contarán con 126.000 oportunidades de formación para mejorar sus prácticas, 24.000 accederán a proyectos de investigación, 8.000 ingresarán a posgrados y 10.000 directivos participarán en la Escuela de Liderazgo. Se fortalecerán las Escuelas Normales Superiores y se priorizará el mérito en la provisión de vacantes en el sistema.

En educación rural implementaremos una política que promueva educación inicial, mejores condiciones de acceso y bienestar, dignifique a los docentes y renueve estrategias pedagógicas flexibles.

También beneficiaremos a 1,9 millones de estudiantes con el Programa de Alimentación Escolar (PAE), se reducirá 17% la brecha en cobertura urbana – rural y aumentará a 10% los colegios rurales con resultados superiores en Saber 11°. Invertiremos en infraestructura y dotaciones para acceso a ambientes dignos y de calidad en el 50% de las residencias escolares.

A fin de lograr avances en materia de calidad y mayor eficiencia en el sector, no solo pensando en los retos del cuatrienio sino a mediano y largo plazo, se conformará una comisión de alto nivel que revisará el Sistema General de Participaciones y construirá una propuesta para mejorar de manera sostenible esquemas de financiación.

En educación superior se incorporan los acuerdos alcanzados con rectores, docentes y estudiantes y se incluyen nuevas oportunidades de acceso, regionalización, políticas de mejoramiento a la calidad y fomento a la innovación e investigación.

Avanzamos en la implementación del programa Generación E, que destina recursos de inversión y funcionamiento para el fortalecimiento de 61 instituciones de educación superior públicas y genera transformaciones sociales a través de nuevas oportunidades para más de 336.000 jóvenes y sus familias en 32 departamentos.

Dicho esfuerzo debe acompañarse de una reducción de la tasa de deserción y de mayor oferta educativa a nivel regional. También trabajaremos en la reforma integral del Icetex.

El Plan de Desarrollo ‘Pacto por Colombia, pacto por la equidad’ apalanca recursos importantes para el cuatrienio, incluye reformas orientadas al avance sostenible en calidad, bienestar y permanencia, favoreciendo trayectorias desde la educación inicial hasta la superior.

Aprobado el Plan, la invitación es a sumar esfuerzos como sociedad para construir alrededor de estas metas porque #LaEducaciónEsDeTodos.