Fecha: 01/Dic/2021

Fuente: https://www.portafolio.co/

Ante el fallo en segunda instancia de la Contraloría General, que dejó en el limbo la continuidad del actual consorcio constructor en las obras del proyecto de Hidroituango, la Alcaldía de Medellín y EPM apelarán al ‘plan Mireya’ para la toma de la hidroeléctrica.

La iniciativa, que fue anunciada por el mismo alcalde de la ciudad, Daniel Quintero, consiste en continuar con las obras del megaproyecto, al cual le falta poco más del 14% de ejecución, y cuya tarea se realizaría con la infraestructura y personal propios de EPM.

“El ‘plan Mireya’ lo que hace, en caso de que haya una sanción a los actuales contratistas y así siga la licitación sin concluir el proyecto o no sea cedido el contrato, es apelar las capacidades del personal de EPM para mantener el desarrollo de las obras”, recalcó el alcalde Quintero.

El primer paso para la activación del ‘plan Mireya’ lo dio la administración de EPM al solicitar una reunión de urgencia con la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos y Desastres (UNGRD), que se podría realizar mañana jueves, para solicitar que se eleve el nivel de inseguridad de la megaobra, y así tener facultades para la toma.

Los motivos que llevaron al conglomerado a solicitar la declaratoria de estado de calamidad pública son dos: primero, es la salida de los actuales contratistas por cuenta del fallo en segunda instancia de la Contraloría; y segundo, el recrudecimiento del invierno, evento que ya está haciendo estragos en el país y podría generar también afectación en Hidroituango y los 16 municipios sobre los que ejerce influencia la megaobra.

Así mismo, la necesidad de que la UNGRD, de el aval por solicitud de EPM, está en la parte del fallo del ente de control que señala: “Hubo culpa grave; en los hechos ocurridos alrededor del proyecto Hidroituango, hay un daño patrimonial contra el Estado, debido a los sobrecostos y la falta de generación de energía, por los tropiezos en los avances del cronograma de terminación de la hidroeléctrica y a la declaratoria de contingencia en 2018”.

Para EPM y la Alcaldía de Medellín, el país dependerá en buena medida de la energía de Hidroituango, por lo que su desarrollo no puede parar, así que se buscará que, una vez se tome el control, sigan los trabajos con mano de obra propia, cuyo avance está en el 85,8%.

Si bien la administración de EPM y representantes del consorcio constructor CCC Ituango habían firmado un pre-acuerdo para continuar con las obras por de las obras por ocho meses más, y otros tres para el proceso de empalme con el nuevo constructor, el fallo, en segunda instancia, de la Contraloría llevó a la alcaldía y al conglomerado a poner en marcha este plan.

A través de un comunicado, EPM recalcó que tras el fallo de la Contraloría, avanza en el análisis de diferentes alternativas que permitan dar continuidad a las obras, por esta razón la urgencia de la reunión con la UNGRD, para evitar que las obras se paralicen.

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org