Fecha: 03/Jul/2019

Fuente: https://www.elheraldo.co/

El consorcio que realiza la consultoría solicitó en marzo la suspensión del contrato, alegando la respuesta a un trámite por parte de las autoridades ambientales (ANLA). Los resultados de la consultoría que contrató el Instituto Nacional de Vías (Invías), en 2017, para los estudios y diseños de mejoramiento para la infraestructura y navegación del canal de acceso al Puerto de Barranquilla parecieran estar lejos de ser entregados.

El Heraldo conoció que actualmente el contrato, que ejecuta el consorcio Estudio Canal de Barranquilla, se encuentra suspendido debido a un trámite pendiente con la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), que continúa postergando la fecha de entrega de este estudio, fundamental para la ciudad, su zona portuaria y el futuro del río Magdalena. Pero curiosamente en el Sistema Electrónico de Contratación Pública, Secop, no se habían colgado documentos que indicaran que el contrato había sido suspendido. Solo hasta ayer 2 de julio, a las 4:11 p.m., fue colgada el acta de suspensión.

En dicha acta se evidencia que el contrato fue suspendido el 27 marzo por pedido de la consultoría, quien alegó en ese momento que era necesario conocer “los Términos de Referencia que requiere el proyecto”, trámite que debía agilizar la Anla. En el documento se indica que la suspensión se pide por un mes y el vencimiento del contrato se fija para el 31 de julio. Sin embargo, el 27 de abril el consorcio pidió que el plazo de la suspensión inicial fuese ampliado un mes más, justificando que “persistían” las causas que dieron origen a la suspensión. En esta oportunidad, el vencimiento del contrato quedó pactado para el 31 de agosto. Seguidamente, el 27 de mayo, el consorcio pidió por segunda vez la ampliación de la suspensión argumentando que a la fecha no había recibido respuesta por parte de la ANLA a la solicitud que había radicado meses atrás. Como nueva fecha de vencimiento del contrato quedó, hasta ahora, el 30 de septiembre de 2019.

¿Crónica de una muerte anunciada?

El 27 de abril de 2017, Invías colgó en el Secop el acta de respuestas a las observaciones presentadas por los interesados frente a los pliegos. Precisamente, con respecto al plazo de entrega de los estudios, el instituto respondió que los oferentes debían “adecuar” su metodología al periodo de entrega y que los riesgos que se generaran por demoras en trámites ante otras autoridades, no serían responsabilidad del consultor y se incluirían en la matriz de riesgos del contrato.

Inclusive, durante el proceso de licitación, Walter García Blandón, quien oficiaba como gerente de una de las firmas en carrera por ganarse el contrato y que posteriormente pasó a ser el representante del Consorcio ganador, advirtió que “no había forma” de que el estudio, debido a su alcance y complejidad, se ejecutara en seis meses. “Por más que se abran varios frentes de trabajo, o se adelanten actividades simultáneas, no hay forma, hay muchas actividades que no dependen de los consultores de este proyecto, sino de otras entidades del Estado que tienen su propia dinámica”, advirtió en su momento García Blandón.

¿Qué justifica Invías?

Invías indicó a esta diario que en la actualidad se encuentran a la espera de una respuesta por parte de la Anla, para conocer si las obras requieren Términos de Referencia para la elaboración del Estudio de Impacto Ambiental, o si definitivamente corresponden a actividades de mejoramiento y, en consecuencia, estarían sujetas a un “paga”. El instituto detalló que la Anla solicitó una reunión para hoy, con el fin de tratar el tema y poder tener una definición al respecto. “Se han realizado entregas parciales de avance de los estudios a Cormagdalena. Esperamos tener resuelto el estudio técnico en el mes de julio, para su consideración en la APP”, manifestó Invías a este medio.

En ese sentido —afirmó Invías— que la entrega del estudio está proyectada para el último trimestre de 2019. “A partir de la entrega esperamos la realización de mesas de trabajo con Cormagdalena y sus asesores técnicos para la entrega de los diseños definitivos. Asimismo, señaló que Invías gestiona el proyecto con la “prioridad” que representa para Cormagdalena los diseños y presupuesto. “Una vez reanudado el contrato se entregarán a la mayor brevedad posible”, puntualizó Invías.

Preocupación

El gremio portuario de la ciudad manifestó su preocupación por la demora en los resultados de la consultoría contratada por Invías en julio de 2017 y a la cual se le han adicionado $1.850 millones y se le han hecho 5 prórrogas, tal y como lo informó este medio en su edición del martes. Lucas Ariza, nuevo director Ejecutivo de Asoportuaria, manifestó su preocupación, toda vez que los resultados del estudio debían ser “insumo” para temas tan críticos como la APP del Río Magdalena, el manejo del islote y la profundización del canal. “Entonces la inquietud es que estos procesos se dilaten por la no entrega del estudio”, cuestionó el dirigente gremial.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Portuaria Regional de Barranquilla, René Puche, recordó que Invías se comprometió a la realización de los estudios, luego de que el gremio portuario de la ciudad realizara una petición, debido a que el estudio de impacto hidráulico no se realizó antes de que comenzaran las obras del nuevo Puente Pumarejo.

Adicionalmente —detalló Puche— habían pedido la posibilidad de analizar si el canal de acceso era posible profundizarlo a 15 metros y ampliarlo a 300 metros. “Ese estudio se comprometieron a entregarlo en un plazo no mayor a seis meses; sin embargo, han pasado casi dos años y todavía no tenemos los resultados finales del estudio”, cuestionó el directivo. De igual forma, aseguró que a la ciudad han llegado los responsables de los estudios, pero no han dado “conclusiones contundentes”, que permitan determinar el impacto y tomar decisiones frente al nuevo diseño del canal de acceso.

“Estamos a la espera de que el Invías se pronuncie y nos diga la fecha en la que va a socializar los resultados del estudio que hasta ahora no la sabemos. Antes de salir con la APP se debe tener definido un diseño de canal, donde quede bien estipuladas las responsabilidades del contratista”, sostuvo Puche.

En cuanto a los plazos iniciales estipulados por Invías para la entrega final del estudio, que fue de seis meses, el dirigente gremial René Puche manifestó que, en su momento, “les llamo la atención”, debido a que un estudio de impacto hidráulico toma mucho tiempo. “Nos llamó la atención que se comprometieran a entregar el estudio en seis meses y ya vemos el resultado. Esto se ha vuelto un problema porque esto dilata los tiempos para la toma de decisiones, por eso pienso que el Gobierno debe ser un poco más cuidadoso antes de comprometerse en dar resultados en unos tiempos que evidentemente no pueden cumplir”, aseveró Puche.

Dragado de urgencia

Draga llegaría hoy

La draga ‘Francis Beaufort’, encargada de realizar el próximo trabajo de remoción de sedimentos al canal de acceso al Puerto de Barranquilla, llegaría hoy a la ciudad. La embarcación se encuentra en estos momentos navegando desde aguas panameñas y, de acuerdo con lo reportado por la plataforma web Marine Traffic, se espera su arribo a la ciudad hoy, en horas de la noche. Cormagdalena informó que el contrato de obra tiene un valor de $2.992.504.864 y una duración de un mes para la remoción aproximada de 226.895 metros cúbicos de sedimentos. La interventoría estará a cargo de la firma Consorcio Dragado Bocas y el costo de este último contrato es de $86.912.840.

El kilómetro 14 del canal y la zona de Bocas de Ceniza, son los puntos críticos a dragar. Cabe recordar que la Dirección General Marítima, Dimar, restringió en días pasados hasta a 8,2 metros de calado el ingreso y salida de embarcaciones a la zona portuaria de Barranquilla, debido a las actuales condiciones actuales del río.