Fecha: 28/Jun/2021

Fuente: https://www.semana.com

La pandemia cambió la forma de movernos en las ciudades y fortaleció la conciencia ambiental de los ciudadanos. El paro nacional, por su parte, impactó al sector del transporte de carga y generó pérdidas que pueden ascender a 1.1 billones de pesos. Foros Semana reúne empresarios, expertos y representantes del sector para analizar las proyecciones y estrategias que permitan superar la crisis y consolidar un sistema moderno y eficiente.

Desde hace varios años el país trabaja en consolidar un sector del transporte cada vez más eficiente y amigable con el medioambiente. Además de los esfuerzos por fomentar el uso de medios alternativos que no contaminen, se ha puesto un especial énfasis en los vehículos de transporte de carga, un segmento clave para la economía y la competitividad del país.

La modernización de la flota de vehículos a través de incentivos liderados por el Gobierno nacional avanza, al igual que las nuevas tecnologías con las que hoy cuentan estos carros, las cuales contribuyen a su vez a disminuir la accidentalidad. Desde 2011 el Gobierno ha buscado, bajo el Sistema de Información de Costos Eficientes para el Transporte Automotor de Carga (SICE-TAC) -una herramienta del Ministerio de Transporte para monitorear el mercado y garantizar el pago de tarifas justas- impulsar la productividad del sector.

Actualmente, los generadores de carga establecen relaciones contractuales con las empresas de transporte a largo plazo, por lo que las tarifas se suelen fijar a períodos de un año. La dinámica es determinada por la oferta y la demanda, lo cual se ratifica ante situaciones excepcionales en donde los fletes se presionan al alza debido a la ausencia de oferta, como sucedió por cuenta de los bloqueos en el marco del paro nacional.

Desde agremiaciones como la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar), señalan que se debe tener en cuenta que el SICE-TAC está constituido como una herramienta que permite calcular costos de referencia con base en algunas variables y supuestos específicos que parten de casos representativos, y que por lo tanto no aplican para todas las situaciones que se presentan en el sector. “Al ser una herramienta que está bajo continua construcción todavía cuenta con desafíos para garantizar el modelamiento exacto de las operaciones”, enfatizan.

Asimismo, advierten que los costos operativos fluctúan durante todo el año teniendo en cuenta la volatilidad de los diferentes rubros que componen la canasta de costos. Por lo cual, las brechas entre los costos operativos, los valores efectivamente pagados y los valores establecidos por la tabla de fletes -calculados por el SICE-TAC- continuarán. La problemática podría resolverse si el SICE-TAC permite calcular un costo que sirva de referencia y con el cual los privados puedan establecer más adelante una tarifa que reconozca los costos operativos, “pero al mismo tiempo tenga en cuenta factores técnicos, logísticos y operativos que redunden en eficiencias”.

Para profundizar en esta hoja de ruta propuesta, debatir sobre la conveniencia de sistemas de transporte elevados en el país y el futuro de la movilidad eléctrica, entre otros temas, SEMANA, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Scania, Colfecar, BYD, Celsia y Logicem organizan el foro ‘Movilidad y transporte, ¿para dónde vamos?’ este 30 de junio a las 8:30 a. m. Conéctese a las plataformas digitales de SEMANA y Foros Semana.

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org