Fecha: 01/Oct/2021

Fuente: https://www.elnuevosiglo.com.co

Para que su cuerpo luzca en forma debe mantenerse físicamente activo. Samantha Clayton, vicepresidente global de Desempeño Deportivo y Fitness en Herbalife Nutrition brinda algunas recomendaciones para comenzar un plan de actividad física y obtener los resultados esperados.

“Mi enfoque es a largo plazo y constante, para que puedas obtener y mantener los resultados que buscas semana tras semana”, asegura la experta.

Según Clayton todas las personas deberían permanecer físicamente activas, especialmente hoy en día cuando la tecnología moderna les mantiene sentados por demasiadas horas. Sin importar su condición física actual o nivel de actividad, existen muchos estudios que muestran que una nutrición equilibrada y un enfoque constante en el ejercicio son una estrategia a largo plazo para mejorar y mantener la salud del cuerpo.

“Si has puesto a un lado los entrenamientos de resistencia y has tratado de controlar tu composición corporal solamente con dietas, déjame enseñarte cómo mejorar tus resultados de nutrición y mantenerlos al agregar actividad física regular a tu semana”, señala Samantha, quien a continuación devela algunos consejos:

Obtenga la cantidad de actividad que necesita

Se aconseja que cada persona practique alguna actividad física por un mínimo de 30 minutos, cinco días a la semana. Algunos de los beneficios de salud asociados con el ejercicio son: mejorías en la densidad ósea, la tonificación muscular y el sistema cardiovascular, y un aumento en los niveles de energía.

Si quiere lograr un cambio grande en su composición corporal o mejorar su rendimiento deportivo, necesitará permanecer activo por periodos de tiempo más largos. Tenga como objetivo hacer ejercicios de 60 a 90 minutos que varíen en intensidad y que se adapten a sus metas específicas.

No tenga miedo de hacer ejercicio

El motivo por el que muchas personas no hacen ejercicio es porque lo asocian con cosas negativas, como no sentirse bien, sudor, mucho trabajo y dolor de músculos. “No puedo prometerte que hacer alguna actividad física no te hará sudar, pero puedo decirte que si sigues un enfoque progresivo y lento para lograr una vida activa, comenzarás a asociar el ejercicio con mejoras en tu composición corporal, autoestima y sentimientos de satisfacción”.

El comenzar una rutina con demasiada rapidez puede causarle dolor muscular, así que sea delicado con su cuerpo e incremente la intensidad del ejercicio a medida que aumenta su nivel de ejercicio. Si es demasiado tarde y se siente adolorido, planifique algunos días de ejercicio suave para que pueda recuperarse, como una caminata o ejercicios de estiramiento. Durante su próxima sesión, empuje sus límites lo suficiente como para que logre resultados, pero no de una manera excesiva que le prevenga caminar al día siguiente.

Diviértase mientras se pone en forma

La actividad que escoja tiene que ser divertida, pues es lo que hará que vuelva por más. Evite esas rutinas extremas (típicas de enero) o el empuje intenso del verano, e intensifique su nivel de ejercicio de forma progresiva. Si se sale del camino, tiene que empezar desde el principio. Cuando deja de hacer ejercicio, pierde resistencia muscular y cardiovascular. Pero manténgase confiado, pues comenzar en el nivel donde se detuvo puede ser más rápido que cuando empezó. Su cuerpo tiene una memoria maravillosa.

Cómo mejorar su nivel de ejercicio

Estos son algunos consejos para comenzar:

  • Haga ejercicios de estiramiento simples para asegurarse de que está utilizando todos los músculos y articulaciones todos los días.
  • Aumente su nivel de actividad diaria usando las escaleras, estacionándose lejos de la tienda, cortando la grama, bailando y jugando con sus hijos. Simplemente póngase en movimiento.
  • Comience a agregar caminatas diarias a su día. Puede aumentar gradualmente el tiempo hasta que 30 minutos se conviertan en algo sencillo. Luego, aumente la intensidad y camine rápidamente. Comience a incluir diferentes terrenos, como colinas, y luego intensifique el paso trotando o corriendo.
  • Haga ejercicios de resistencia con el peso de su cuerpo, como sentadillas, embestidas y flexiones; luego agregue pesas progresivamente.
  • Lo más importante es escuchar a su cuerpo. Empuje sus límites lo suficiente para que sienta el reto, pero no demasiado hasta el punto de lesionarse o no poder caminar al siguiente día debido al dolor.

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org