Fecha: 13/Ago/2021

Fuente: https://www.mundodeportivo.com

Los beneficios de realizar ejercicio físico para la salud y el bienestar son muchos. La actividad física disminuye el riesgo de enfermedades crónicas, mejora el bienestar y la salud mental, nos ayuda a mantener la energía, ralentiza el proceso de envejecimiento, tiene un efecto en el microbioma y mejora la vida sexual.

Sin embargo, muchas veces nos puede dar pereza ir al gimnasio ponernos a hacer ejercicio físico, especialmente si no tenemos el hábito adoptado o hace mucho tiempo que no lo hacemos.

Per si sigues estos consejos, te sacarás por fin la espinita del deporte y descubrirás tu nueva afición preferida. Y es que, como hemos dicho, hacer deporte nos proporciona tanta salud y bienestar que, quien empieza, ya no lo deja.

Fijarte un objetivo

Para coger el hábito y engancharse al deporte es importante empezar a tu ritmo y adaptar la actividad a tu horario y tu nivel. Si cuando empiezas te fijas objetivos inalcanzables, lo dejarás al cabo de poco.

Por eso, el primer paso es fijarte un objetivo. Ponerte en forma, perder unos quilos, participar en una carrera, tener más energía… cualquier objetivo es valido siempre que sea realista y realizable.

Empieza poco a poco

Los expertos recomiendan realizar al menos unos 150 minutos de cardio moderado a la semana o 75 minutos de cardio intenso a la semana, o una combinación de ambos. También es muy recomendable incorporar a tu rutina el entrenamiento de fuerza, con ejercicios que incluyan un grupo muscular mayor, dos o más días por semana.

Para llegar a este ritmo hay que empezar poco a poco, fijándote primero objetivos a corto plazo. El primer reto es encontrar el momento para hacer el ejercicio y ser fiel a la cita con el deporte. A partir de aquí podrás ir ampliando tus objetivos y dedicar más tiempo a la salud.

Fijar una rutina

Lo más importante para empezar en el deporte y no dejarlo es fijarte una rutina de entrenamiento y seguirla. No importa si no cumples con el tiempo deseado o no puedes acabar todos los ejercicios al principio. Con la rutina cogerás el hábito que ya luego no podrás dejar. Empezar con entrenamiento breves, de no más de 10 minutos, puede ser una buena opción.

Chequea tu salud

No te olvides de revisar tu estado de salud antes de empezar a hacer ejercicio. Especialmente si sufres algún tipo de enfermedad, dolencia o lesión, o si tomas medicamentos. Lo mejor en cualquier caso es consultar con un entrenador personal o un especialista que puede indicarte cual es el mejor deporte para ti y cuales son las rutinas más indicadas en cada caso

Conoce las técnicas

Consultar con un profesional también te será muy útil para aprender las mejores técnicas para realizar ejercicios y no sufrir lesiones indeseadas. Por eso siempre es mejor empezar con pocos ejercicios e ir perfeccionándolos, y no querer abarcar demasiado a la vez. 

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org