Fecha: 29/Ene/2021

Fuente: https://www.elespectador.com

Una nueva investigación de Samsung evidencia que factores como no saber si almacenar productos en la nevera o en la alacena y la falta de fechas de vencimiento contribuyen a este desperdicio innecesario.

Según las Naciones Unidas, aproximadamente un tercio de los alimentos producidos a nivel mundial para el consumo humano se desperdicia cada año. Una nueva investigación de Samsung evidencia que factores como no saber si almacenar productos en la nevera o en la alacena y la falta de fechas de vencimiento contribuyen a este desperdicio innecesario.

La tecnología ha avanzado a tal punto que las neveras cuentan con los más recientes avances que permiten reducir el desperdicio de alimentos. Desde la posibilidad de personalizar la temperatura y la humedad en algunos compartimentos, hasta recordatorios con las fechas de vencimiento para consumir los productos de manera oportuna.

Para ayudarte a mejorar tus habilidades de organización de alimentos, Samsung compartió algunos consejos para aprovechar al máximo tus productos y reducir tu desperdicio.

Consejos de refrigeración

– Conoce las necesidades específicas de temperatura de cada alimento. Por ejemplo, aderezos y salsas no requieren temperaturas muy bajas y es mejor guardarlas en los estantes de la puerta de la nevera, así las mantendrás fuera del camino y hará que otros alimentos perecederos sean más visibles. Entre tanto, los estantes superiores de la nevera son ideales para la comida que necesita mantenerse fría, como los lácteos y los compartimentos inferiores son los mejores para aquellos que se dañan fácilmente.

– Se recomienda refrigerar frutas y verduras en los cajones inferiores de la nevera y si es posible, ajustar las configuraciones de humedad para mantener siempre las condiciones óptimas. Sin embargo, no todas las frutas y verduras se deben poner en la nevera. Por ejemplo, los aguacates, melocotones y melones verdes deben almacenarse a temperatura ambiente, pero deben refrigerarse una vez estén maduros para aumentar su vida útil.

– La carne, pollo y pescado crudos, que no congelas, se debe refrigerar en los compartimentos inferiores de la nevera. Asegúrate de envolverlos para evitar que los jugos se propaguen y contaminen otros alimentos, lo que reduce su desperdicio potencial.

– Recuerda revisar las indicaciones de productos como salsas, bebidas o productos en frascos de vidrio que recomiendan refrigerarlos únicamente después de abiertos.

– Es importante conocer la distribución interna de tu nevera y una buena idea es modificar la ubicación de los compartimentos para que se adapten en función de los alimentos que compras. Las neveras de congelador superior e inferior ofrecen un generoso espacio de almacenamiento en una profundidad estándar que enfría uniformemente el interior del refrigerador de esquina a esquina.

– Mantén la comida que está más cerca de vencerse a la vista y la comida más fresca al fondo de la nevera, de esta manera utilizarás primero la comida más vieja y evitarás que se dañe. La comida que mantengas al fondo, se conservará igualmente fresca. La tecnología también ayuda a garantizar que cada zona mantenga su configuración de temperatura ideal y asegura que la nevera en su totalidad se mantenga fresca por más tiempo y así reducir el desperdicio.

– Congela el pescado, pollo y carne roja en espacios distintos de tu congelador y sepáralos por porciones en recipientes plásticos. Puedes también marcar cada una de los paquetes para saber con precisión lo que descongelas y no volver a congelar. Las neveras hoy en día tienen tecnología No Frost mantienen una temperatura uniforme en el congelador y evitan la acumulación de hielo, eliminando la necesidad de descongelación o impacto no deseado en el almacenamiento interno.

Consejos para organizar

-En el estante superior: Este es un buen lugar para guardar los productos lácteos y carnes cocinadas. Las neveras de congelador inferior también te dan la posibilidad de refrigerar los productos más pequeños y botellas de vino.

– En el estante del medio: Un gran espacio para guardar los alimentos que se pueden dañar fácilmente, como carne cruda, pescado o pollo para prevenir la contaminación cruzada.

– En el estante inferior: Ideales para frutas y vegetales, pues los cajones están diseñados para mantenerlos frescos por más tiempo.

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org