Fecha: 28/Abr/2020

Fuente: https://www.elcolombiano.com

De todos los renglones de la economía en el país, quizá el que ha estado explicando mejor las tendencias de los consumidores es el comercio electrónico. Esto, en tanto se trata de un buen aliado para que los colombianos realicen sus compras y diligencias sin incumplir con el confinamiento que inició el 24 de marzo pasado.

Los datos del Ministerio de Comercio indican que esta actividad, por ejemplo, representó el 1,5 % del Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia el año pasado, pero aún tiene espacio para crecer, teniendo en cuenta que pueden reducir costos y tiempos para empresas y compradores.

¿Y cómo le ha ido a este sector durante la emergencia? Datos de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE) indican que el valor total de las compras realizadas a través de internet “cayó más de 30 % respecto a la última semana de febrero”, sin embargo, el número de transacciones solo disminuyó cerca del 10 %, lo que implica una reducción en el valor promedio de las compras realizadas.

Pero esto tiene una explicación: en las categorías de turismo, aerolíneas y salud y belleza, que son algunas de las que ‘mueven la caja’, la demanda cayó 90,5 %, 87,6 % y 45,5 %, respectivamente. O dicho en otras palabras, por ejemplo en el caso del turismo, de cada 10 compras de servicios que había antes de la cuarentena, hoy solo queda una (ver Gráfico).

No obstante, a la hora de abastecer el hogar los colombianos no escatiman en gastos y la demanda de productos ha crecido: en el caso de bienes de supermercados en más de 100 %; en deportes y gimnasio en casa 85,6 % y en salud 38,2 %.

Buena dinámica
Respecto a los últimos segmentos citados, los datos de la plataforma de pagos PayU también reflejan un incremento en la dinámica. Francisco León, director de operaciones de la firma en Latinoamérica, asegura que en lo que correspondiente a facturación electrónica y pago de servicios también ha habido un crecimiento del orden de 27 %.

“Durante las dos primeras semanas de confinamiento vimos una desaceleración en las ventas, pero con el paso de los días todo se ha estabilizado. A abril hemos tenido un crecimiento de 20 % en activación de ventas de comercios en la plataforma, con respecto a marzo”, agrega León.

Desde la perspectiva de Inma Rodríguez, profesora experta en comercio electrónico, pese a los resultados de abril, para 2020 en general habría un ‘boom’ del comercio electrónico en América Latina.

Esto, dice la docente, por cuenta de que “están entrando personas que quizás no lo habían probado nunca o que adquirían productos de comercio electrónico con poca frecuencia” (ver Claves).

Además, Rodríguez plantea que, con el tiempo, y una vez pase la crisis sanitaria que vive el mundo, “los usuarios serán más propensos a comprar en línea, con lo cual es posible que el comercio electrónico y otras actividades de consumo crezcan”.

“Hoy en día la economía mundial está teniendo una tendencia hacia la digitalización muy fuerte. Se están empezando a ver afectadas las empresas que no han llevado a cabo estas procesos, porque hacen que pierdan competitividad en el mercado”, apunta Álvaro Morales, gerente de Análisis Económico de CCCE.

Pero mientras eso ocurre, de momento las cifras de la CCCE, en un reporte que reveló en conjunto con el Ministerio de las TIC, muestran que hubo una reducción en las compras digitales promedio, en tanto pasaron de 127.025 pesos en la última semana de febrero a 110.890 pesos en la primera semana de abril.

Así las cosas, hay una ventana de oportunidades y retos para potenciar el e-commerce en el país.

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org