Fecha: 12/Dic/2019

Fuente: https://www.eltiempo.com

Tan solo en el periodo entre 2016 y 2018, Colombia perdió recursos por casi 18 billones de pesos por cuenta de actos de corrupción, según el informe ‘Radiografía de los hechos de corrupción en Colombia’, publicado este año por Transparencia por Colombia.

Y la ONU estima que a nivel global el 5 % del PIB del mundo, al menos a 2,6 billones de dólares, se pierden cada año por este flagelo.

A propósito del Día Internacional contra la Corrupción, que se conmemora hoy, la nueva secretaria de Transparencia de la Presidencia, Beatriz Elena Londoño Patiño, aseguró que uno de los planes que tiene desde esa oficina –también llamada la del ‘zar anticorrupción’– es el de fortalecer las estrategias de prevención, mejorando la articulación entre entidades.

En ese trabajo conjunto está el Sistema General de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, que analiza datos de diferentes entidades públicas para generar alertas tempranas y prevenir hechos de corrupción. En cruces de bases de datos, por ejemplo, se identificó que de 2006 a 2017 han sido condenadas penalmente 21.439 personas por delitos asociados a la corrupción; de esas, 69 personas siguieron teniendo contratos con el Estados después de la fecha de la sanción.

Londoño indicó que buscarán que este sistema sea aún más efectivo con alertas preventivas de tipologías de corrupción, una estrategia que genera ‘banderas rojas’ en un proceso de contratación con el Estado si se identifica que: el contratista está en una lista de delitos suministrada por la Fiscalía, el monto del contrato es mayor a 100 millones de pesos, la duración del contrato es mayor a 100 días, el contrato es de prestación de servicios, el contrato se firmó en un rango de tiempo de 60 días después de un periodo electoral o que este se adjudicó por contratación directa.

“Mi propósito es que la Secretaría de Transparencia articule las acciones anticorrupción del Estado. Un gran componente es la prevención mediante análisis de información que se produce en todas las entidades, para que nos podamos anticipar a los hechos. Buscamos ganar la confianza del ciudadano en la acción efectiva contra la corrupción”, dijo Londoño.

Además, el Gobierno está trabajando en pactos de probidad con las empresas privadas, en un compromiso de cero tolerancia contra la corrupción, y se trabaja en un nuevo documento Conpes con lineamientos para promover la probidad, priorizando los sectores de salud, educación, infraestructura y justicia.

La secretaria también adelantó que desde su oficina están trabajando sobre el tema de la corrupción sistémica en el sector salud.

“Ya tenemos unas tipologías de corrupción identificadas, una serie de recomendaciones para solucionar los procedimientos que facilitan la ocurrencia de estos hechos y ya tenemos unos casos priorizados que están trabajando la Fiscalía, la Contraloría y la Procuraduría, y esperamos tener los primeros resultados de estas investigaciones en el primer semestre de 2020”.

Además de la articulación institucional en la lucha contra la corrupción, para Pierre Lapaque, representante de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito en Colombia, también es de gran relevancia trabajar en la cultura de la tolerancia de la corrupción y la impunidad.

“La corrupción nos toca todos los días, y esta evaporación de dinero es absolutamente catastrófica. Hay que luchar contra la cultura de impunidad que existe en cualquier país. En esto, la gente del común puede hacer una gran diferencia, los pueblos en el mundo están rechazando la corrupción, esto es tan importante como el cambio climático a nivel mundial”, comentó Lapaque.

Asimismo, el representante de la UNODC explicó que en la lucha contra la corrupción también hay que fortalecer y trabajar en el desarrollo de cooperación internacional, de modo que conjuntamente los países trabajen en desarticular las redes trasnacionales de corrupción, lavado de activos y otros delitos.

En esto coincide Camilo Enciso, ‘exzar’ anticorrupción de Presidencia y actual director del Instituto Internacional de Estudios Anticorrupción, quien indicó que para tener una lucha más frontal contra la corrupción es necesario que los ciudadanos se metan de fondo en la vigilancia.

“Lo más importante es impulsar una cultura de la integridad. Maquiavelo decía que de nada sirve tener leyes virtuosas si los pueblos y sus dirigentes tienen instituciones sociales y morales corruptas. Pero el país entero debe trabajar al unísono para lograr ese cambio”, concluyó.

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org