Fecha: 04/Ago/2021

Fuente: https://www.eltiempo.com

Lava su tapabocas en cada uso? ¿Cómo lo guarda cuando come en un lugar público? Aquí encontrará algunas recomendaciones.

El hecho de que el mundo entero lleve más de un año y medio usando el tapabocas no quiere decir que todos los sepan manipular de la manera correcta. Muchos fallan al lavarlo, guardarlo y desecharlo.

No se trata de un tema menor, pues estas acciones pueden determinar si el riesgo de contagiarse de coronavirus es más alto o más bajo. Por eso, aquí le dejamos las siguientes recomendaciones.

Tiempo de uso y lavado

La pregunta más importante es reconocer qué hacer con el tapabocas al llegar a casa, y eso dependerá del tipo de mascarilla que utilice. Los tapabocas de tela son los más comunes ya que no necesitan desecharse cada día. También hay que decir que sus diseños son atractivos para la mayoría de personas. Pero tenga en cuenta que no puede utilizar cualquier mascarilla.

La OMS recomienda la utilización de los que tienen triple capa y no disponen de válvulas. La capa interior –que entra en contacto con la boca– debe ser de algodón absorbente; la intermedia, de polipropileno; y la exterior, también de este segundo material o un poliéster resistente a la humedad.

Este debe guardarse en bolsas de plástico u otros envoltorios seguros, antes o después de su uso. Al llegar a casa se deben lavar con jabón y detergente, preferiblemente a 60 grados. También se recomienda dejar el tapabocas en agua hirviendo durante un minuto.

El tapabocas de tela debe lavarse con cada uso y por eso es recomendable tener varios de estos, para poder intercalarlos. El desgaste natural de la tela indicará cuándo deben sustituirse. Algunas señas son el desprendimiento o la aparición de pelusas, roturas o manchas.

Se recomienda tener al menos un tapabocas para cada día de la semana, para que puedan lavarse y ventilarse el tiempo suficiente. Como norma general, todos los tapabocas deben cambiarse cuando estén sucios o mojados.

Por otra parte, los tapabocas con mayor porcentaje de seguridad son los llamados N-95, recomendados principalmente para personal médico, los cuales aceptan cinco usos antes de desecharse. También se encuentran las mascarillas quirúrgicas que se venden en cualquier farmacia. A diferencia de los otros tipos, estos deben ser desechados después de un solo uso.

¿Cómo desechar?

En el caso de las mascarillas quirúrgicas, se deben desechar empacadas en una bolsa cerrada y depositar en la basura, preferiblemente con la bolsa marcada indicando que hay un residuo sanitario.

En casa, los tapabocas se deben desechar en el depósito de color gris, es decir, en el de los residuos que no pueden ser reutilizados. Así lo señala Irene Suárez, miembro de la dirección de los Servicios Técnicos del Consejo General de Farmacéuticos de España. Suárez indica que es recomendable tirar los tapabocas en las canecas de nuestro domicilio, y no en la calle.

“Si no eliminamos los tapabocas de forma correcta, pueden aparecer en entornos naturales y poner en riesgo la vida de animales salvajes. Por tanto, además de la recomendación de depositarlos en el contenedor gris, puede ser útil cortar las ‘gomas’ o tiras de los tapabocas para que, en el caso de entrar en contacto con algún animal, no se queden retenidos”, agrega.

El distrito de Bogotá también ha dispuesto una serie de recomendaciones. Si usted va a desechar su tapabocas en zonas residenciales, sea barrio o conjunto, debe estar separado en una bolsa, marcada y cerrada para que no contamine a las personas que hacen separación de residuos.

Igualmente, antes de botarse y cerrar, se recomienda esparcirle una solución desinfectante de alcohol o hipoclorito diluido en agua, evitando manipulación directa.

Al cerrar la bolsa, se debe desinfectar el exterior de ella con la misma solución directamente con un espray y, finalmente, se tira directamente a la basura. También se recomienda que la persona encargada de sacar la basura utilice elementos de protección personal.

No desechar los tapabocas correctamente puede favorecer la propagación del coronavirus, así como propiciar un aumento de los residuos en zonas públicas, como, por ejemplo, parques o playas.

En el caso de pacientes infectados, los tapabocas se deben depositar dentro de una bolsa de plástico cerrada y marcar con las palabras ‘desechos peligrosos’, con el fin de que los recicladores lo vean y no lo toquen.

También se pueden depositar en la caneca del baño ya que es una bolsa en la que nunca se busca material reciclable. En general, se recomienda que si en su hogar hay casos positivos, no debe reciclar ya que todos sus residuos pueden estar contaminados.

¿Cómo guardarlo?

La doctora Suárez apunta a que no es recomendable guardar el tapabocas directamente en el bolso o bolsillos entre un uso y otro, ya que se puede contaminar. “Una opción puede ser transportarlo en una bolsa de tela o en un sobre de papel”, aconseja.

Recuerde que la forma correcta de quitarse el tapabocas es desatar cuidadosamente las tiras detrás de la cabeza. Solo debe manipularlo mediante estas tiras o bandas. Después, pliegue los extremos externos y guarde su tapabocas en la bolsa. Evite tocarse ojos, nariz y boca en ese proceso y lávese de inmediato las manos después de quitársela. Haga el mismo proceso cuando vuelva a ponérselo.

Suárez también señala que el uso de tapabocas es una medida de prevención de transmisión, que no sustituye el resto de recomendaciones: “Es necesario mantener una higiene de manos frecuente con agua y jabón o soluciones hidroalcohólicas, cubrirse boca y nariz con el codo flexionado al toser o estornudar, usar pañuelos desechables (y tirarlos tras su uso), así como evitar tocarse los ojos, la nariz y la
boca”.

Claves del uso de tapabocas de tela

La OMS ha dado una serie de recomendaciones básicas para el uso de los tapabocas más comunes, la mascarilla de uso no hospitalario o de tela.

  • Lave sus manos antes de tocar el tapabocas.
  • Revise que el tapabocas no esté sucio ni roto. De lo contrario, evite usarlo.
  • Cubra su boca, nariz y quijada.
  • Durante su uso, evite tocar el tapabocas con las manos.
  • Lávese las manos antes de retirarse el tapabocas.
  • Retire el tapabocas desde las orejas y aléjelo de su boca.
  • Lave el tapabocas con detergente o jabón, preferiblemente con agua caliente si planea volverlo a usar

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org