Fecha: 14/Ene/2022

Fuente: https://www.semana.com

El colesterol es una sustancia grasa natural presente en todas las células del cuerpo humano necesaria para el normal funcionamiento del organismo. La mayor parte de esta grasa se produce en el hígado, aunque también se puede obtener de algunos alimentos.

Cabe resaltar que el colesterol está presente en casi todo el cuerpo, especialmente en la piel, los músculos, el corazón, el sistema nervioso, el hígado y los intestinos. Además, se divide en dos categorías que permiten identificar si se trata de colesterol malo o colesterol bueno, denominados LDL y HDL, respectivamente.

El portal web de medicina MedlinePlus explicó que el colesterol malo se produce por una alimentación rica en grasas, embutidos, frituras, dulces, entre otros. Si se dice que las personas tienen colesterol LDL (malo) significa que tienen demasiado en la sangre. Este LDL adicional, junto con otras sustancias, forman lo que se conoce como placa, que se acumula en las arterias y ocasiona la enfermedad conocida como arterioesclerosis.

La placa limita la libre circulación de la sangre y, aunque no hay un alimento milagroso para evitar esto, hay alimentos y hábitos que pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol malo (HDL) y triglicéridos. Cabe mencionar que las personas que padecen de esta enfermedad deben estar bajo observación médica.

Según Mayo Clinic algunos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a mejorar los niveles de colesterol en la sangre y a potenciar los medicamentos prescritos para esta enfermedad. Cabe mencionar que los fármacos ayudan a reducir los niveles de este lípido en la sangre, pero sí se acompañan de hábitos saludables los resultados serán más rápidos y efectivos. El medio menciona algunos consejos para bajar los niveles de esta sustancia en el organismo.

Comer alimentos saludables para el colesterol

  • Reducir las grasas saturadas. Las grasas saturadas, se encuentran principalmente en las carnes rojas y en los productos lácteos enteros, estos aumentan el colesterol. Disminuir la ingesta de grasas saturadas puede reducir el colesterol malo.
  • Eliminar las grasas trans. Las grasas trans, figuran en las etiquetas de los alimentos como “aceite vegetal parcialmente hidrogenado”, se utilizan a menudo en margarinas, galletas, galletas saladas y pasteles comprados en supermercados o tiendas. Las grasas trans elevan los niveles generales de colesterol.
  • Comer alimentos ricos en omega-3. Los ácidos grasos omega-3 no afectan el colesterol LDL. Pero tienen otros beneficios para la salud del corazón, entre ellos la disminución de la presión arterial. Los alimentos con ácidos grasos omega-3 incluyen el salmón, la caballa, el arenque, las nueces y las semillas de linaza.
  • Aumentar la fibra soluble. Está fibra puede reducir la absorción del colesterol en el torrente sanguíneo. Este componente se encuentra en la avena, los frijoles, las manzanas y las peras.

Realizar actividad física

La actividad física moderada puede ayudar a aumentar el colesterol bueno. Con la aprobación de un médico, se recomienda realizar por lo menos 30 minutos de ejercicio cinco veces a la semana o actividad aeróbica intensa durante 20 minutos tres veces a la semana. Se pueden hacer ejercicios con intervalos cortos varias veces al día.

  • Hacer una caminata rápida durante la hora del almuerzo, todos los días.
  • Ir en bicicleta al trabajo.
  • Practicar algún deporte.

Dejar de fumar

  • Luego de 20 minutos de haber dejado de fumar, la presión arterial y la frecuencia cardíaca se recuperan del pico inducido por el cigarrillo.
  • A los tres meses de haber dejado de fumar, la circulación sanguínea y la función pulmonar comienzan a mejorar.
  • Tras un año de haber dejado de fumar, el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca es la mitad que el de un fumador.

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org