Fecha: 13/Feb/2020

Fuente: https://www.eltiempo.com

La decisión de Estados Unidos de actualizar su lista de países en vías de desarrollo que recibían tratamiento especial en las investigaciones por subsidios, tal como lo dio a conocer el gobierno del presidente Donald Trump, no tendrá mayores efectos en las relaciones comerciales entre Colombia y el país del norte.

Entre las razones está el hecho de que “los dos países cuentan con un tratado de libre comercio (TLC) vigente desde 2012 y, debido a la coyuntura del comercio mundial, ha sido favorable desde el punto de vista de la balanza comercial, aunque beneficioso para todos desde todo punto de vista de la relación bilateral”, explica María Claudia Lacouture, directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia).

Expertos advierten que en la actualización de este año, Colombia perdió este tratamiento especial única y exclusivamente para efectos de las investigaciones por subsidios, pero para todo lo demás se mantiene la misma calificación.

En la práctica, dicen, el haber perdido este beneficio no repercute de manera negativa, pues el tratamiento especial consistía en otorgarnos un umbral de hasta 2 por ciento en los precios de referencia.

“En 30 años no nos han abierto nunca una investigación por subsidios con un umbral tan bajito, al perderlo, el efecto es mínimo”, señalan los expertos.

Para Lacouture, en lo referente a resolución de conflictos, el mismo TLC establece mecanismos para la solución de controversias en caso de que estas se lleguen a presentar.

Lo importante es mantener los esfuerzos para mejorar la competitividad en un entorno internacional que se mantiene a la expectativa de la negociación del acuerdo de fase dos entre Estados Unidos y China que abordará temas como los de propiedad intelectual, parte del origen de la tensión comercial.

“Este cambio no debe representar temor entre los empresarios colombianos que exportan hacia Estados Unidos porque no afecta las relaciones de comercio e inversión entre los dos mercados”

Otro punto por considerar, sostienen en AmCham, es que hoy en día Colombia es percibido como un país más consolidado desde el punto de vista económico e institucional, y eso es un reconocimiento a su evolución y a sus posibilidades.

La modificación a esa norma interna de Estados Unido no incluye solo a Colombia, sino también a Argentina, Brasil y otras naciones.

El representante de Comercio dijo que la decisión de revisar su metodología de país en desarrollo para las investigaciones de derechos compensatorios era necesaria, ya que la orientación previa de Estados Unidos, que data desde 1998, “ahora está obsoleta”.

En el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo tampoco ven que dicha decisión pueda tener efectos comerciales en el país, pues los alcances de esta son puntuales.

“Este cambio no debe representar temor entre los empresarios colombianos que exportan hacia Estados Unidos porque no afecta las relaciones de comercio e inversión entre los dos mercados”, indicaron funcionarios de esta cartera.

Agregaron que para el caso de Colombia afectaría en el futuro, en caso de que decida establecer un subsidio a algún producto agrícola que se exporte a Estados Unidos y ese país decida abrir una investigación.

“No tiene nada que ver con temas de cooperación y tampoco afecta el flujo comercial que se tiene”, puntualizaron.

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org