Fecha: 02/Jul/2021

Fuente: https://www.eltiempo.com

El cabello suele ser una de las partes más cuidadas y apreciadas del cuerpo humano. Por ello, uno de los problemas más comunes para las personas es la caída y el crecimiento demorado.

Para este problema, suelen existir muchas opciones en el mercado -que pueden ser costosas- para contrarrestar los efectos de la caída o acelerar el crecimiento del cabello.

Sin embargo, algunas de estas opciones pueden resultar poco efectivas al momento de su uso. Por esta razón, le presentamos tratamientos caseros y naturales que puede emplear en su cabello.

1. Agua de romero

Para esta opción se necesitan: ramas de romero y agua. Para su preparación, hierva el agua junto con las ramas por unos minutos. Luego, deje enfriar, retire las ramas y tendrá la infusión. Esta estimula el crecimiento, fortalece las fibras capilares, previene la caída y controla la producción de grasa en el cuero cabelludo. Puede utilizarlo como un enjuague o mezclar con un champú neutro.

2. Mascarilla de huevo

​El huevo tiene vitamina A,B,C y E además de hierro, zinc y magnesio. Sus propiedades traen grandes beneficios para el cabello, como: crecimiento acelerado, regeneración capilar y producción de nuevo pelo -debido a su alto contenido de biotina- y brillo.

Para hacer la mascarilla se necesita batir un huevo, mezclar con un poco de aceite de elección y mezclar. Aplicar directamente en el pelo seco dando masajes en el cuero cabelludo. Dejar actuar por 15 minutos y retirar con abundante agua. Luego puede seguir con el lavado del cabello con el champú de su uso habitual.

Le puede interesar: 4 hábitos que te envejecen sin darte cuenta

3. Agua de cebolla

La cebolla es uno de los elementos naturales con más fama para el cuidado del cabello. Sus componentes permiten prevenir la caída, mejora la producción de colágeno, fuerza y vitalidad, contribuye al mejoramiento de la circulación de la sangre -gracias a su contenido en azufre- permitiendo que el pelo crezca con mayor rapidez.

Para esta infusión, se necesitan algunas cebollas -dependiendo del largo del cabello- y agua. Se deben dejar hervir por vario minutos. Posteriormente sacar las cebollas y con el liquido resultante hacer un enjuague del cabello, dejar actuar por 15 minutos y lavar con el champú de su uso habitual.

4. Cepillado diario del cabello

Se dice que el cepillar el cabello todos los días es tan eficaz como cualquier otro tratamiento casero. Sin embargo, hay que hacerlo con cuidado, varias veces al día y con una especie de técnica.

Es importante que cuando se vaya a desenredar se haga de puntas a raiz, para evitar partir el cabello. También hacerlo tres veces al día y siempre con delicadeza y paciencia.

Esto evita que el pelo se enrede o se forme frizz, también estimula la fibra capilar al promover la producción de pelo nuevo.

5. Té verde

Esta infusión es de las más saludables que existen, pues está compuesto de antioxidantes, nutrientes, minerales, aminoácidos y vitamina E, que generan efectos positivos en el cuerpo. Entre esos está la pérdida de grasa, disminución en el riesgo de padecer cáncer y la mejoría en la función cerebral.

Así como beneficia en su consumo, también lo hace en su aplicación. Es suficiente aplicarse la infusión de una bolsita de té verde en el pelo, esperar unos minutos y retirar. Sus componentes ayudarán a la aceleración del crecimiento.

Cabe destacar que -aunque los tratamientos caseros funcionan- cada persona es diferente y necesita de una atención personalizada con una dermatóloga que pueda decir a ciencia cierta si el problema del crecimiento es algo «normal» o se debe a afectaciones puntuales en el organismo.

Por ello, estos tratamientos no pueden reemplazar la necesaria consulta con la profesional de la salud.

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org