Fecha: 17/Ene/2022

Fuente: https://www.eltiempo.com/

Si tiene dudas sobre si la capacidad de red que está teniendo en su conexión a internet por parte de su operador de telecomunicaciones corresponde al plan que adquirió, existen diferentes aplicaciones que le pueden ayudar a medir el nivel de carga y descarga del internet que está utilizando.

Aunque, es importante que tenga en cuenta que en materia de conectividad también juegan otros factores como el dispositivo del cual se conecta, si es un equipo con varios años es posible que no pueda soportar al máximo el rendimiento de la conexión, además si el acceso es inalámbrico pueden registrarse interferencias después de ciertas distancias, por lo que se pueden adquirir dispositivos como repetidores de señal, los cuales le van a garantizar una mayor cobertura en el lugar en el que se encuentre.

En la actualidad hay varias alternativas si desea medir cuál es la velocidad que está recibiendo en ese momento de su conexión, hay aplicaciones web y móviles disponibles en internet, las cuales además son de acceso gratuita en su gran mayoría.

Entre las plataformas a las que puede acudir para hacer este proceso están Ookla, Fast.com, SpeedCheck, V-SPEED Speed Test, Speakeasy, SpeedChecker, Internet Speed Meter Lite, Meteor, Speed Indicator, entre otros.

Para realizar el proceso debe conectarse a la red que desea medir desde su dispositivo, ya sea móvil o web, y activar el botón de medición. Algunas aplicaciones le indican la velocidad en MB (megabytes) y no en mbps (megabits por segundo), por lo que usted tiene que hacer la conversión según el plan que adquirió con su operador.

Tenga en cuenta también que no todos los planes prometen las mismas velocidades de carga y descarga, con lo que esto puede variar de acuerdo a lo que le ofrecen en el plan. Estas plataformas le muestran en detalle cuáles son las velocidades que está teniendo en cada uno de estos componentes, así como la latencia de la conexión, que se refiere a cuánto demora la red en transmitir los datos, entre más baja sea la latencia es mucho mejor.

En el contrato que adquiere con el operador de internet se tiene que especificar cuál es la velocidad contratada, cuál es la capacidad máxima que puede recibir de acuerdo al plan.

¿Qué se puede hacer si la velocidad es menor al plan que adquirió?

Si es internet móvil, el usuario puede reclamar por las megas que no pudo usar, pero en cuanto a redes fijas se venden son topes de carga y le garantizan la velocidad prometida en el contrato.

Esto funciona así porque a la hora de instalar la infraestructura o vender los servicios, los operadores mantienen una proyección del tráfico de la red para saber cuánta fibra se requiere en un edificio, conjunto o barrio. Es decir, la fibra que llega a su apartamento va por el mismo cable que es ubicado dentro del edificio.

Si se registran fallas en la conexión, la persona tiene el derecho de usar los canales de atención que ponen a disposición los operadores y notificar los problemas en la velocidad del plan.

En el caso de que el usuario no reciba una respuesta satisfactoria por parte de la compañía que presta el servicio de internet puede acudir a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que es la entidad encargada de supervisar a las empresas de telecomunicaciones.

La empresa cuenta con un término de 15 días hábiles para atender las peticiones, quejas y recursos de reposición presentados por los usuarios. En el caso de que el operador no responda a ese requerimiento se opera el silencio administrativo positivo, en el cual el reclamo es resuelto de manera favorable para el usuario.

Una vez completado este paso, los operadores cuentan con un plazo de 72 horas siguientes para hacer efectivos la decisión en favor del usuario.

Las personas pueden interponer su queja a través de canales electrónicos en la página de la SIC servicioslinea.sic.gov.co/servilinea/PQRSF2 y a la línea telefónica 018000910165.

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org