Fecha: 31/Ene/2022

Fuente: https://www.eltiempo.com

En la mañana del pasado jueves 27 de enero, se empezó a viralizar en redes sociales la historia de la presentadora Ana Karina Soto, del programa matutino ‘Mañanas Express’ y ‘Buen Día Colombia’, de ‘RCN Televisión’, en el cual manifestó que está siendo víctima de hackers, quienes la estaban acosando con sus videos íntimos.

La también actriz manifestó que los piratas informáticos habían logrado entrar a las cámaras de seguridad de su casa y habían accedido a los registros, en los cuales se le veía cambiándose de ropa y teniendo relaciones íntimas con su esposo.

«No puedo creer que esto suceda», manifestó Soto.

El actor Alejandro Aguilar, esposo de Soto, también dio su punto de vista al respecto y afirmó que temía por las imágenes de sus hijos, pues se tratan de menores de edad a los cuales se le están vulnerando sus derechos.

La pareja destacó que la unidad de delitos informáticos de la Policía ya tiene conocimiento del caso y está realizando la investigación correspondiente.

Ahora bien, ¿cómo los delincuentes informáticos pueden acceder a las cámaras de seguridad y manejarlas a placer? Le contamos.

Los peligros de la red

La empresa de seguridad informática Eset propone algunas recomendaciones para proteger los sistemas de seguridad dentro de los hogares que tienen acceso a Wi-Fi.

Lo peligroso de este tipo de dispositivos es que ahora cada persona tiene más puntos débiles para ser atacado por hackers en búsqueda de cuentas de información bancaria, o algún otro tipo de característica que pueda perjudicar considerablemente a los internautas.

Las cámaras de seguridad vienen ahora con acceso remoto a internet para que sus usuarios puedan estar monitoreando desde sus dispositivos móviles cualquier tipo de movimiento sospechoso en sus hogares.

“Los cibercriminales pueden acceder a cámaras no protegidas de formas no tan complejas. Una búsqueda con los contenidos de la página de identificación de cada fabricante de cámaras es suficiente. Si, además, se conoce con qué contraseña entrar (son los casos de las contraseñas por defecto), es posible acceder a la retransmisión de seguridad privada de una gran cantidad de cámaras”, menciona el boletín de prensa de ESET.

Ahora bien, los expertos de esta entidad de seguridad digital han recomendado algunos parámetros básicos que se deben seguir para salvaguardar su intimidad y privacidad en internet.

Seguridad básica para evitar ‘hackeos’

Cambiar la contraseña que trae por defecto
Dejar las contraseñas por defecto es uno de los errores fundamentales de los usuarios. Debe cambiarla por una que sea lo suficientemente fuerte para que sea muy difícil de descifrar por los ‘ciberdelincuentes’.

Conexión a internet segura

“Al igual que con el dispositivo, la red de Internet donde se va a conectar la cámara debe contar con buena protección. No se debe olvidar que los ‘routers’ también traen contraseñas del fabricante, por lo tanto se debe proceder a su reemplazo para mayor seguridad”, mencionó Eset.

Mantener los dispositivos actualizados

Según relatan los expertos, existen momentos de vulnerabilidad en materia de seguridad cuando no se tienen actualizados los dispositivos o aplicaciones de control. Es importante que lo haga, pues los desarrolladores constantemente están intentando brechas de seguridad que tengan las plataformas.

Elegir un proveedor de confianza

Recuerde consultar con proveedores de equipos de vigilancia certificados y avalados por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada. Tenga en cuenta que existen empresas fraudulentas sin experiencia previa, por lo que al momento de contratar el servicio puede caer en las manos de servidores de vigilancia ficticios.

¿Cómo se infiltran los ciberdelincuentes en las cámaras de seguridad?

Cabe destacar que los analistas de ‘Kaspersky’, otra de las compañías de seguridad informática líder en el mundo, a través de sus llamados ‘Honey Pots’, un software que imita dispositivos vulnerables, detectó en el primer semestre de 2021, cerca de 47 millones y medio de ataques informáticos.

Una cifra alarmante, pues hubo un incremento del 1.860 por ciento si se tienen en cuenta los 2’397.000 vulneraciones que se detectaron en todo 2020, en dispositivos conectados a internet.

En este sentido, los analistas de ‘Kaspersky’ sustentan que los cibercriminales no utilizan sofisticados métodos de hackeo para ingresar a las cámaras de vigilancia, u otro tipo de dispositivos, pues tan solo es posible identificar fallas en la configuración para detectar aparatos con el mínimo sistema de seguridad.

“Los dispositivos IoT con frecuencia, son objetivo de ataques forzados. Con motores de búsqueda especializados, los cibercriminales seleccionan dispositivos con protocolos disponibles para conexión y fuerzan de manera automática los nombres de usuario y contraseñas comunes. Una búsqueda cuidadosa siempre arrojará un monitor de bebé o una cámara cuyos proveedores configuraron una contraseña descifrable”, manifiestan los expertos de Kaspersky.

Ahora bien, los usuarios con cámaras de vigilancia se conectan a las mismas por medio de un interfaz web que les permite vigilar sus propiedades, hijos u objetos de valor. La mayoría cuentan con almacenamiento en la nube, que pueden ser infiltradas por los hackers para sacar su información personal y vulnerar su privacidad.

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org