Fecha: 01/Feb/2022

Fuente: https://www.portafolio.co

Existen algunas pistas que se deben tener en cuenta para blindar la conexión WiFi y evitar robos de datos bancarios e información personal.

La primera señal es la lentitud o desconexión intermitente del WiFi, según Roberto Martínez, investigador de la compañía de seguridad Kaspersky.

“La forma más visible es la degradación en el rendimiento. Si el número de conexiones o la cantidad de ancho de banda que está utilizando supera la media sin que haya un problema técnico, es un indicio que puede prender las alarmas”, advirtió el experto, según reseñó el diario El Tiempo.

Sin embargo, este no es el único indicio que se debe tener en cuenta, dice José Félix Vega, profesor del Departamento de Ingeniería Electrónica de la Universidad Nacional, según el mismo medio.

“La disminución de la velocidad efectiva sí es el primer indicio, pero no es una confirmación de que en nuestra red se ha presentado un ingreso no autorizado. Ante esta alerta, es importante tomar otras medidas que requieren herramientas para explorar. Y, para ello, existen muchas aplicaciones disponibles en las tiendas”, explicó el profesor.

En ese sentido, la plataforma móvil más popular es Fing, disponible de forma gratuita para iOS y Android, la cual permite saber qué dispositivos están conectados a su red. La app también ofrece la posibilidad de configurar alertas que notifican de cualquier movimiento extraño.

“Cuando tenga el programa instalado, apague los aparatos de su casa. Mire quién queda conectado y si hay dispositivos no identificados, significa que su red ha sido pirateada”, agregó Vega.

Configurar el router

En segundo lugar, para saber qué aparatos están conectados a su WiFi, ingrese a la configuración de su router, dijo Lucas Paus, de Eset Latinoamérica.

“Uno de los principales pasos para reforzar nuestra seguridad es confirmar que nuestro router esté configurado en el protocolo WPA2. Para asegurarse, es necesario ingresar a las configuraciones de este. Una vez se encuentre en el menú de opciones, también puede indagar qué dispositivos están colgados a su red”, explicó Paus.

Asimismo, tenga en cuenta que “generalmente es posible ingresar a las configuraciones del router a través del código 192.168.1.1, que se debe digitar desde el navegador web. Cuando lo haga, la plataforma le responderá que debe ingresar un usuario y contraseña”.

Por su parte, el profesor Vega opina que es necesario que los usuarios se comuniquen con su proveedor de servicios para realizar dicho proceso. “Cada una de las compañías tiene procesos diferentes. Cuando se comunique, solicite acceso a las configuraciones del módem. De hecho, algunos proveedores pueden decirle cuántos equipos están conectados a su red WiFi”.

También fijese en la actividad del router. De acuerdo con el investigador Martínez, “si tiene su computador, tableta o celular apagado, no debería estar encendida la luz del router. La actividad debería ser mínima. Pero no hay que confiarse porque si el criminal no está conectado en ese momento, pasará desapercibido”.

Cambiar la clave

Finalmente, la forma más segura de fortalecer la seguridad de los routers es cambiando periódicamente las contraseñas.

“Generalmente, el proveedor entrega los equipos con una contraseña precargada, y las personas no se toman el tiempo de cambiar esos códigos. Si se cambia, el riesgo seguramente disminuirá”, afirmó Martínez.

Por eso, se recomiendan contraseñas con dígitos mayores a 16 caracteres y que combinen letras, números y símbolos. Esto lo puede realizar accediendo a las configuraciones del módem.

El robo de WiFi mediante el hurto de contraseñas es bastante común, coinciden los especialistas, porque incluso hay aplicaciones que están diseñadas para obtener las claves de las redes.

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org