Fuente: http://www.larepublica.co/

En el mundo ya se habla de las 5G y sus beneficios para conectar todos los objetos con internet, mejorar la velocidad de conexión, facilitar el desarrollo de ciudades inteligentes, optimizar la prestación de servicios, desarrollar nuevas industrias, entre otros. El escenario más reciente fue en el CES, la feria tecnológica más importante del mundo en Las Vegas, EE.UU., donde todas las miradas estuvieron puestas en esta nueva tecnología.

De acuerdo con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) la implementación del estándar 5G se tiene proyectado para 2020, llegando a más de 40% de la población mundial a finales de 2024.

Para el caso de Colombia, según Iván Mantilla, viceministro de conectividad de MinTIC, la velocidad de la implementación de las 5G dependerá de la preparación del país en despliegue de infraestructura, avance tecnológico, disponibilidad del espectro y desarrollo del sector, por lo cual se hace necesario la actualización normativa propuesta (Proyecto de Ley de modernización del sector TIC).

Mantilla aseguró que, en caso de que la reforma no sea aprobada, Colombia se tardaría cerca de 26 años en llevarle internet a todas las personas y la meta de tener 5G se lograría hasta 2045. “Por eso la importancia del Proyecto de Ley, con el que buscaremos conectar a todos los colombianos en menos de 10 años. Colombia requiere inversiones por $93 billones para hacer esto posible”, resaltó el funcionario.

De acuerdo con los presidentes y directivos de algunos operadores de telefonía, entre los retos que debe enfrentar el país para ver en los próximos años las 5G están relacionados con temas regulatorios, políticas públicas y mejoras en la infraestructura.

Para Ignacio Román, presidente de Avantel, “la red 5G podría estar disponible de forma masiva para colombianos en un periodo de tres a cinco años, siempre y cuando los operadores cuenten con el espectro requerido para la implementación. Probablemente en tres años podamos ver algunas pruebas comerciales, pero no esperamos una implementación masiva hasta 2024 o 2025”.

Román agregó que “Colombia, comparada con los demás países latinoamericanos, presenta un retraso importante en la asignación de la banda de 700 MHz, espectro que es esencial para el desarrollo de las redes 4G (futuras 5G) en todo el territorio nacional. Adicionalmente, debe ajustarse y reglamentarse el uso de nuevo espectro como lo es el de 600 MHz y el de las llamadas bandas de ondas milimétricas (arriba de los 24GHz), las cuales cuentan con amplios anchos de banda que proporcionarían una capacidad ultra-alta para datos móviles”.

Según Marcelo Cataldo, presidente de TigoUne “debemos cerrar la brecha de infraestructura con el fin de garantizar la conectividad de los colombianos a lo largo y ancho del territorio para comenzar a pensar en redes 5G para todos. Si hacemos la tarea, esto podría ser realidad en unos tres o cuatro años; si no, nos quedaremos rezagados”.

Por su parte, Fabián Hernández, presidente CEO de Telefónica Movistar dijo que la red 5G “requerirá de inversiones muy importantes y es necesario que el Estado provea las garantías suficientes en fijar unas reglas de juego claras y estables para que los operadores puedan hacer las inversiones necesarias. Todo esto está en proceso”.

De otro lado, Iader Maldonado, director corporativo de Operaciones de Claro manifestó que para que las 5G lleguen al país es necesario contar con un plan de política pública acompañado de medidas regulatorias correspondientes. El directivo agregó que la nueva red será un vehículo que impulsará el crecimiento económico, generará riqueza y logrará mayor democratización de los servicios digitales en salud, energía, transporte y otros.

¿Qué están haciendo los operadores para prepararse para las 5G?

De acuerdo con el presidente de Avantel, “hemos ejecutado la actualización y ampliación de todas las plataformas de Core, incrementando en 65% las estaciones base en la red (Bogotá y Medellín) e implementando funcionalidades de vanguardia tecnológica (MiMo 4X4, agregación de espectro) que junto con la ampliación (dos veces) de la red de transporte (propia y alquilada) nos permitirá tener parte de la infraestructura lista para 5G y alcanzar velocidades de más de 250 Mbps”.

Por su parte, el CEO presidente de Telefónica Movistar aseguró que “aunque todavía falta estandarizar algunas cosas que se están trabajando en el 3GPP, Telefónica ha realizado ya pruebas exitosas en algunas regiones donde tiene presencia como España y Alemania, no solamente probando la tecnología en si misma, sino trabajando arduamente en la virtualización de las redes, aspecto fundamental para el desarrollo de 5G”.

Según el presidente de TigoUne “a finales de 2017, fuimos el primer operador en realizar las primeras pruebas con la red 5G. Estas, realizadas indoor, permitieron tener el mayor nivel de velocidad móvil jamás alcanzado en territorio colombiano, con un promedio a nivel de celda de 640 Mbps y varios dispositivos conectados simultáneamente (…) En el primer trimestre de 2018 fuimos los primeros en evolucionar la red a 4,5G; implementándola en las principales ciudades de Colombia.  Así, continuamos evolucionando hacia 5G”.

Por último, el director corporativo de Operaciones de Claro resaltó que “el año pasado fuimos el primer operador en el país en realizar demostraciones reales de 5G en Colombia, con autorización de las autoridades colombianas, en una frecuencia de 28 gigahertz. Se alcanzaron velocidades de 10 Gbps y latencias inferiores a 1 milisegundo, algo nunca visto en el país”.

Cambios en velocidad de conexiones con 5G

Según destacaron los operadores consultados, esta nueva red ofrece mejoras sustanciales en la experiencia del usuario, dado que introduce avances tecnológicos que permitirán alcanzar velocidades de descarga de hasta 10 Gbps (10.000 Mbps), es decir, 100 veces más de lo que se logra con una red 4G. Además, la latencia será inferior a 1 milisegundo, permitiendo así conectar 100 veces más objetos en simultáneo que en las condiciones que se puede actualmente.