Fuente: https://www.networkworld.es

El último standard Wifi promete ser el protagonista de una nueva revolución en el mundo de las comunicaciones. En este sentido, la norma 802.11ax, también denominada Wifi 6, y desarrollada por el Instituto de Ingenieros eléctricos y electrónicos (IEEE en Inglés), es la última evolución del standard Wifi.

Actualmente, los modernos dispositivos tecnológicos son capaces de utilizar redes Wifi de alta velocidad (AC) alcanzando velocidades de 1200Mbps, pero los equipos a los que se conectan deben estar también preparados para gestionar dicho tráfico de datos, no sólo en términos de velocidad, si no también a nivel de conexiones simultáneas.

Pensemos por ejemplo en un aeropuerto, un centro comercial, hoteles, entornos empresariales o centros educativos. Sin duda son espacios en los que el número de conexiones simultáneas se dispara bajo determinadas circunstancias como por ejemplo una convención o un concierto multitudinario.

Y es ahí donde el protocolo ax va a marcar la diferencia respecto al servicio actual, ya que permite hasta ocho flujos espaciales. Utilizando una metáfora podríamos decir que hemos ampliado el número de carriles por los que pueden circular nuestros datos, es por ello que no sólo debemos referirnos al protocolo 802.11ax en términos de velocidad, si no en términos de capacidad. Si bien el 802.11ax, conocido también como HEW (High-Efficiency Wireless) tiene como objetivo mejorar el rendimiento promedio, multiplicándolo hasta por 4, este nuevo estándar permite a más usuarios trabajar en un mismo punto de acceso simultáneamente, ya que soporta hasta 6,97 Mbps trabajando en ocho flujos espaciales.

Wifi 6, una solución compatible que marca un antes y un después en la conectividad

Los equipos ya instalados, así como los dispositivos móviles de generaciones anteriores (a,b,g,n,ac) seguirán siendo compatibles con ax. En este sentido, el standard 802.11ax garantiza la retrocompatibilidad a la vez que prepara a las empresas para un futuro cada vez más próximo. De esta manera, las empresas, tanto grandes como pymes, no tendrán que hacer un esfuerzo a nivel de renovación de equipos existentes, permitiéndoles escalar sus redes hasta entornos corporativos, permitiendo redes de invitados, seguridad WPA3, portal cautivo (login) , etc. Sin lugar a dudas Ax supondrá un antes y un después ya que supondrá que muchas empresas, hoteles, centros de restauración mejoren su servicio a clientes a la vez que ven mejorada su imagen a través de portales de acceso personalizados.

Pero además de estos aspectos como una mayor velocidad y caudal en zonas de más afluencia, Wifi 6 contempla seria mejoras en la conectividad entre puntos de acceso, por lo que en entornos de alta densidad con varios AP´s, la conexión entre los mismos y el Fast Roaming serán mucho más eficientes. Por otro lado, Wifi 6 incorpora un procedimiento de Beamforming que permite a los dispositivos orientar la potencia de transmisión hacia el objetivo cliente.

Con tecnología MU-MIMO que divide las capacidades de Downlink y Uplink entre múltiples usuarios, Wifi 6 incorpora la tecnología de “División de Frecuencias Ortogonales ascendente y descendente” (OFDMA), permitiendo asegurar que cada dispositivo dispone de suficientes tiempos de conexión, a la vez que asegura su ancho de banda

Por otra parte Wifi 6 incorpora sistemas de ahorro de energía gracias a sus sistema TWT (Target wake Time) que de forma resumida, evita que los dispositivos cliente permanezcan permanentemente conectados. Estableciendo tiempos y períodos de conexión y chequeo.

Pero, ¿qué supondrá el nuevo standard? En definitiva estamos ante un estándar capaz de garantizar redes más eficientes, menos congestionadas y con un tráfico de datos mucho más fluido. Velocidades que ya sobrepasan a las ofrecidas por los cableados de cobre convencional, y con sistemas de seguridad avanzados.

Sin duda, el tráfico Wifi será aún más seguro a nivel interno. Lo que hará que las empresas probablemente opten por despliegues Wifi en lugar de optar por complejas instalaciones cableadas en despliegues concretos.