Juan Daniel Oviedo. Director. Departamento Administrativo Nacional de Estadística DANE

Por: Departamento de Comunicaciones ACIEM

El director, Departamento Administrativo Nacional de Estadística DANE Juan Daniel Oviedo socializó en el marco de ACIEMTELECOM 2018, evento organizado por la Asociación Colombiana de Ingenieros ACIEM Cundinamarca, los avances del Censo  Nacional de Población y vivienda realizado por la entidad.

En entrevista con ACIEM, el directivo del DANE socializó algunas de las cifras que hasta ahora arroja en Censo, así como las lecciones aprendidas durante este gran proyecto que busca establecer la cantidad de ciudadanos en el país, así como su calidad de vida.

ACIEM: A partir del Censo que adelantó la entidad ¿Cuántos colombianos somos?

Juan Daniel Oviedo: En este momento el Censo Nacional población y vivienda se encuentra ad portas de cerrar su fase de recolección, es decir del trabajo en campo, la información que tenemos es que somos más de 42 millones de colombianos contabilizados (www.dane.gov.co).

Hemos cerrado operaciones en aproximadamente 22 municipios del país, eso significa que si estábamos activos en 57 municipios, ahora solo estamos activos en 35 municipios.

Esos 42 millones de colombianos son la base del número definitivo de población porque después tendremos que hacer estimaciones, sobre aquellos colombianos que no estaban en sus casas recurrentemente y tendremos que adicionar la información que fue recogida en papel de algunos sitios muy remotos y de difícil acceso del país.

ACIEM: ¿En materia de acceso a Internet qué arrojó el Censo?

Juan Daniel Oviedo: En materia de acceso a Internet, el Censo arroja que en lo que llevamos contabilizado hasta el momento, el 37.8% de los hogares colombianos tiene acceso a la red y ese es un número consistente con los datos de  la encuesta de calidad de vida, que nos dice que aproximadamente el 69% de los hogares en centros urbanos tienen acceso, mientras que en el sector rural solo el 46% de los hogares o incluso menos pueden tener Internet.

En la información del Censo, el denominador es mucho más grande porque  tenemos casos en la desembocadura del río Patía, en resguardos indígenas, en segmentos informales urbanos y Ciudad Bolívar en donde naturalmente no tienen acceso a Internet. En la medida en que el denominador es más grande, ese 37.8% es consistente con información que nosotros estamos obteniendo en la encuesta de calidad de vida.

ACIEM: ¿Por qué compartir la experiencia  del Censo con otros países de la región?

Juan Daniel Oviedo: El Censo Electrónico fue una experiencia exitosa por la calidad de la información recolectada. Sin embargo, es importante que otros países a futuro tengan en cuenta diversos elementos que en ocasiones vemos como formales y que en el caso colombiano se consolidaron como estratégicos.

La sensibilización, la capacitación y la robustez de las plataformas tecnológicas en las cuales se alojó el censo electrónico no permitieron que lográramos cubrir el número de ciudadanos digitales que tenemos en este momento en el país y definitivamente esto es una lección aprendida.

ACIEM ¿Cuáles son las lecciones aprendidas frente al Censo Electrónico?

Juan Daniel Oviedo: El Censo Electrónico como desarrollo tecnológico fue exitoso pero en el DANE creíamos que los colombianos tendrían un mayor nivel de apropiación tecnológica.

Ante la ausencia de campañas de comunicación y sensibilización a los usuarios frente al Censo Electrónico, nos encontramos con que no somos tantos ciudadanos digitales en el país y por consiguiente surgieron temores y dudas que afectaron la credibilidad de la plataforma. La ausencia de robustez tecnológica también llevó a que la página colapsara el primer día.

Todo esto es un proceso de aprendizaje que queremos compartir con el resto de la región para que entendamos, que además del rigor conceptual del Censo, necesitamos ser muy hábiles y estratégicos en la operación logística y en la comunicación y en la sensibilización de este tipo de operaciones estadísticas.