Fecha: 27/May/2022

Fuente: https://www.rcnradio.com/

El hipotiroidismo hace referencia a la deficiencia de hormonas tiroideas, la cual es causada por una muy baja producción de la hormona tiroidea en la glándula tiroides. Se estima que en Colombia al menos cinco millones de personas lo padecen, y en el mundo, el 5 % de la población. 

Hace varias décadas esta enfermedad solía ser causada, principalmente, por deficiencia de yodo en la alimentación. Luego, en los años 50 se implementó la yodación de sal, y se identificaron otros factores como las enfermedades autoinmunes y la genética.

También se ha encontrado que algunos fármacos y virus respiratorios, como el covid-19, pueden ser factores de riesgo para desarrollar hipotiroidismo.  

¿Cuáles son los síntomas? 

Algunos de los síntomas pueden incluir caída de pelo, fatiga, depresión, problemas de memoria, debilidad muscular, ligero aumento de peso, y retraso en el desarrollo, cuando se trata de niños. 

En los casos más delicados, según señala la Dra. María Teresa Bedoya, gerente Médico de Cuidado Cardio Metabólico de Merck Colombia & Ecuador, “se pueden ver afectados los procesos cognitivos y los procesos del sistema nervioso. Un paciente con hipotiroidismo puede tener alteraciones en el funcionamiento adecuado de su organismo porque no tiene suficiente hormona tiroidea y presentar ‘grasa alta en la sangre’, e incluso insuficiencia renal y cardíaca. Y además de la caída del cabello, la debilidad en las uñas y el frío, pueden presentar síntomas incapacitantes como somnolencia, debilidad, dificultad para concentrarse y alteraciones cognitivas”. 

¿Quiénes sufren más de esta enfermedad? 

El hipotiroidismo es una enfermedad que en su mayoría afecta a mujeres en edad fértil, entre los 18 y 40 años. También se estima que el 5,9 % de la población colombiana tiene hipotiroidismo subclínico y este porcentaje aumenta a 15,6 % en mujeres entre los 16 y 35 años.  

Por eso, son importantes los chequeos médicos de rutina en donde se le haga un seguimiento a la hormona tiroidea, sobre todo, en mujeres embarazadas ya que podrían presentar complicaciones obstétricas o fetales, tales como retraso en el desarrollo cognitivo, parto prematuro y pérdida del embarazo.  

Sin embargo, la patología se puede desarrollar a cualquier edad y un diagnóstico tardío puede llevar a una reducción de la calidad de vida de los pacientes. Por otro lado, la no intercambiabilidad de medicamentos es clave para mantener controlada la enfermedad.  

“La hormona tiroidea se necesita para vivir y para que el cuerpo funcione de forma adecuada, por eso, es esencial consultar con un médico de manera periódica para asegurarse que todo está funcionando bien. Los pacientes que deben tomar medicamentos de por vida, porque ocurre con el hipotiroidismo, deben visitar a su médico constantemente para revisar que la dosis sea la correspondiente, pues esta puede ir cambiando en el tiempo. También es importante, una vez se ha llegado al control, no cambiar el principio activo (levotiroxina) con la que se controló, pues los cambios entre levotiroxinas pueden producir variaciones en las concentraciones en sangre del medicamento, y llegar a generar eventos adversos o fallo terapéutico”, señaló la doctora María Teresa Bedoya. 

¿Cuáles son los mitos sobre el hipotiroidismo? 

– Solo afecta a las mujeres: no es cierto que solo afecte a mujeres y adultos mayores. Si bien, la población femenina en edad fértil es más propensa, el hipotiroidismo se puede presentar en cualquier momento de la vida e incluso en hombres.  

– Aumento de peso y obesidad: no, el hipotiroidismo no siempre aumenta de peso como se ha creído a lo largo de los años. Llevar un buen estilo de vida contribuye a mantener regulada la hormona tiroidea. 

– No es necesario el acompañamiento médico: la enfermedad sí necesita tratamiento médico. Es importante visitar el médico cada tres o seis meses para revisar la hormona tiroidea, pues su requerimiento puede cambiar de acuerdo con las necesidades del organismo. 

– Afecta demasiado la calidad de vida: si el hipotiroidismo se diagnóstica a tiempo y se lleva el tratamiento adecuado, no afecta la calidad de vida del paciente. Sin embargo, la recomendación es siempre estar atento a los síntomas. 

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org