Fecha: 04/Mar/2022

Fuente: https://www.eltiempo.com/

La diabetes es un conjunto de enfermedades que afecta la forma como el organismo aprovecha la glucosa sanguínea, lo que popularmente se entiende como azúcar

De acuerdo con la Mayo Clinic, “la glucosa es vital para la salud porque es una importante fuente de energía para las células que forman los músculos y tejidos, pero en niveles elevados puede provocar problemas de salud graves”.

Independientemente del tipo de diabetes, los pacientes deben tener un cuidado especial con su alimentación. Una dieta rica en nutrientes y baja en grasas y calorías es fundamental para mantener los niveles de azúcar estables.

EL TIEMPO consultó a profesionales en nutrición, quienes explicaron qué frutas puede comer una persona con diabetes y dieron otras recomendaciones.

¿Los diabéticos pueden comer frutas?

La respuesta es sí, pues “al contender una pequeña cantidad de fructosa y tener agua, fibra, vitaminas y minerales, el consumo de frutas no tiene un impacto significativo en el azúcar en la sangre”, explicó la nutricionista dietista Daniela Ovallos.

De tal forma que quienes tienen diabetes pueden ingerir todas las frutas. Eso sí, siempre y cuando lo hagan en la porción correcta, de forma entera y frescas.

Stephanie Santos Díaz, nutricionista dietista de la Universidad Nacional, añadió que la única restricción para la ingesta de frutas es cuando el paciente diabético es alérgico. ¿Por qué? Porque, por lo general, “todas las frutas tienen un bajo índice glucémico, es decir, el cuerpo va a recibir esa glucosa en sangre de una manera más lenta y no va a sentir ningún cambio”, afirmó.

Frutas para diabéticos

“Las frutas son alimentos sanos que proporcionan fibra, vitaminas y nutrientes. Para los diabeticos y para todas las personas las mejores frutas son las que incluyen un aporte adecuado de fibra, es decir, las que tienen cáscara y son muy pulposas”, destacó Santos.

En este sentido, la profesional subrayó alimentos como la manzana, la pera, los duraznos, los frutos rojos y las fresas, teniendo en cuenta que tienen un alto contenido en antioxidantes.

Por su parte, Ovallos recomendó consumir 15 gramos de carbohidratos en las frutas con mayor índice glucémico, por ejemplo, “media manzana mediana, un banano pequeño, una tasa de melón, una taza de moras, tres cuartos de taza de arándanos, 17 uvas pequeñas, una taza de frambuesas, una taza y un cuarto de fresas enteras”.

Además, instó a ingerir frutas con grasas buenas y proteínas. “Acompañar la fruta con una porción de yogurt griego natural va a hacer que tu glucemia sea más estable en sangre, acompañarla con frutos secos como nueces, almendras o semillas de girasol también va a ayudar a que se mantenga constante”, aseguró.

¿Qué frutas no pueden comer los diabéticos?

Teniendo en cuenta que no hay frutas restringidas para los pacientes con diabetes, las expertas destacan que no se debe consumir frutas procesadas, enlatadas o con almíbar. Por supuesto, tampoco son convenientes los jugos, batidos o licuados y purés “porque estas sí contienen diferentes niveles de azúcar y tienen sacarosa, que es azúcar blanca, que sí puede ser perjudicial”, aclaró Santos.

¿Qué es el índice glucémico (IG)?

Este es un valor muy importante, pues indica “la rapidez con la que un alimento puede incrementar los niveles de azúcar en la sangre”, comentó Santos.

Asimismo, agregó que hay comidas que al ser consumidas pueden elevar la glucosa, mientras existen otras que se demoran más tiempo en llegar al torrente sanguíneo. De allí la importancia de conocer el IG.

“Es importante resaltar que este índice se lleva en una escala que va hasta 100. Si un alimento tiene un índice menor a 50, quiere decir que tiene un bajo índice glucémico, pero si el alimento está por encima de 100, el producto tiene un índice glucémico alto y, por ende, más rápido vamos a tener glucosa en sangre”, explicó.

Conocer esta medida es importante porque ayuda al paciente diabético a llevar un control sobre su dieta y a alcanzar, sin ningún problema, la cantidad de carbohidratos que deben consumir durante el día, según las indicaciones de su médico tratante.

Recomendación final

“Hay demasiados estudios actuales que relacionan el consumo de frutas con una mejor condición de salud y un menor riesgo de diabetes. Y no solo eso, las personas que consumen fruta, debido a sus fitoquímicos, vitaminas y minerales, tienen menor riesgo de enfermedad cardiaca, cáncer y accidentes cerebrovasculares”, destacó Ovallos.

Así las cosas, las profesionales consultadas por EL TIEMPO concluyeron que no se debe temer al consumo de fruta en personas diabéticas, sino asesorarse con un profesional en nutrición y complementar la buena alimentación con actividad física.

Contáctenos en: Dirección: Calle 70 # 9-10 Bogotá D.C – Teléfono: (571) 312 73 93 – Email: portal@aciem.org